Mal dia para buscar

1 de diciembre de 2009

Los falsos recuerdos.

A veces nos poseen los recuerdos.
También es cierto que de una manera mágica el cerebro humano es capaz de anular recuerdos e incluso crear recuerdos falsos.

Es más. En las familias es más que probable encontrar de esos recuerdos falsos generados a raiz de alguna historia que se ha ido derivando a través del tiempo como real impregnando nuestro cerebro como cierta. (Ejemplo animado en ingles).

Lo que sucede es que en determinados casos nuestro cerebro nos hace pasar por reales situaciones que en realidad no han sucedido, eso es verdad. Tampoco supongo que seamos unos mentirosos cuando nos creemos nuestras mentiras aunque dicen que las ondas cerebrales que se emiten en los casos ciertos de verdad y los que son falsos resultan diferentes.

Aún así supongo que recordamos lo que queremos, lo acompañamos de lo que más nos gusta y, como esa imagen del video con ella sentada en la ventana, lo añadimos al pozo sin fondo de los recuerdos, reales o no, que nos poseen.

3 comentarios:

CasS dijo...

Viva el efecto Microsiervos, me he tirado como una hora paseando por aquí y ya me tienes enbobado con tus posts! Gracias, rondaremos más a menudo.

pesimistas existenciales dijo...

gracias.

Fernan dijo...

Yo soy de los que tiende a recordar lo bueno y olvidar por completo lo malo. Eso hace que mi día a día esté vacío de remordimientos, y viva mucho más feliz que cualquiera.

Además he de decir que todos los cigarrillos que fumo me saben bien, y todos los polvos que he echado han sido fantásticos.